Stefanelli: Los paraguaneros tienen razones para ser optimistas

El 9 de agosto de 1499, día de San Román, Alonso de Ojeda descubrió la península de Paraguaná. Hoy, 516 años después, cuando Venezuela enfrenta una grave crisis económica, el candidato a la Asamblea Nacional por el circuito Carirubana – Los Taques, Luis Stefanelli, respondió cuestionamientos acerca de los valores que deben ser rescatados y los proyectos que plantea para convertir esta tierra en Paraguaná grande.

Esta fecha comúnmente pasa por debajo de mesa, ¿qué significa para usted?

Es una fecha para la “paraguanidad”. Los paraguaneros nos caracterizamos por tener una cultura abierta, somos multiculturales. Tenemos una tradición extraordinaria de intercambio cultural con las islas del Caribe. Con nosotros hicieron vida grandes consorcios mundiales, como la holandesa Shell y la norteamericana Creole. Hay una gran colonia española, italiana, árabe, portuguesa. Una sensación de trasvase poblacional permanente, debido a que las actividades que se despliegan en la península requieren de muchas visitas foráneas. Aquí viene mucha gente de Maracaibo, Caracas, Valencia, tanto por la petrolera, durante muchos años, como por la Zona Libre en la actualidad.

Tomando en cuenta esa multiculturalidad, ¿qué propone usted para Paraguaná?

Paraguaná, culturalmente, es una de las regiones de Venezuela con mayores condiciones, desde el punto de vista sociocultural, para implementar un proyecto de cambio, de concepto distinto. Hasta ahora, se ha manejado un concepto aislacionista, intro, endógeno. Nosotros proponemos un concepto totalmente contrario: abrir las puestas hacia afuera y no cerrarlas hacia adentro.

Por eso el proyecto Paraguaná grande se concibe dentro de un marco, cuyas ventajas, entre otras, se encuentra la identidad sociocultural del paraguanero.

El paraguanero siempre ha sido de trasvase, visita mucho Aruba; hasta gente muy humilde que va en sus lanchas a vender sus productos, y conocen otras tierras, otras mentalidades, y eso genera, desde luego, una concepción más cosmopolita del mundo, más moderna y multicultural. Eso somos los paraguaneros.

Cuando aquí vinieron la Creole y la Shell, Paraguaná era –esencialmente- una tierra carnívora. A pesar de tener costas, de poca tradición náutica, llegaron familias enteras de margariteños, quedaron ancladas en el sector Carirubana y ahí se generó, a través de la pesca de arrastre, una nueva generación náutica. Hay familias famosas: Guarecuco, Brito, entre otras que son de origen margariteño. El trasvase no es sólo internacional, sino además nacional. Hay muchos maracuchos, muchos llaneros.

Eso da pie para preguntar, ¿cuál, considera usted, es la importancia de la ubicación geográfica de Paraguaná?

La ubicación geográfica de Paraguaná es quizá una de sus mayores riquezas. Si lo comparamos con la anatomía humana, nuestra península es el ombligo del continente americano. Esa ubicación, paralela con el Canal de Panamá, y equidistante entre el norte y el sur, hace que esas coordenadas sean realmente una gran riqueza, que no ha sido explotada suficientemente. En nuestro proyecto Paraguaná grande proponemos revisar la posibilidad de convertir el aeropuerto Josefa Camejo en el Canal de Paraguaná. Se llamaría así: Aeropuerto Josefa Camejo – Canal de Paraguaná. Esto servirá de manera positiva al intercambio comercial con el resto del mundo porque tenemos la ventaja de tener un clima favorable los 365 días.

En una sociedad que enfrenta la pérdida de valores, ¿Cuáles son los valores que deben rescatarse en la península?

El paraguanero es bastante solidario, alegre, y tiene una mezcla de cosmopolita y pueblerino: le gusta vivir en Punto Fijo y pasar los fines de semana en los campos; pero los valores rescatables no son más que los valores de todos los venezolanos. Ésta una tierra de gracia, inclusiva, de inmigración, no de emigración. Nuestros valores fundamentales tienen que ver con los ejemplos que dio Simón Bolívar, de entrega, de solidaridad, de latinoamericanidad, de unión, y no de cuestionamientos ideológicos.

Su mensaje para los paraguaneros, a propósito de esta fecha…

Si alguien tiene razones para ser optimista, es el paraguanero, a pesar de la tragedia que estamos viviendo, porque cualquier mínimo cambio que se produzca –en términos de manejo de la economía- relanzará a la península de manera inmediata.

Nosotros en Paraguaná tenemos una ventaja comparativa que no existe en ninguna parte del mundo. No existe un lugar que tenga Zona Franca, Zona Libre, Área Económica Especial, declaratoria de Zona Especial de Inversión Turística, declaratoria de Zona libre de mosca blanca, dos puertos de aguas profundas, un aeropuerto internacional, la petrolera más grande del mundo, potencial pesquero y potencial comercial que se pierde de vista. No se justifica, en absoluto, que tengamos que pasar por esta crisis. Debemos ser tierra prometida, incluso para el resto de los falconianos, que podrán venir a trabajar, si todos estos proyectos se adecuan, se modernizan, se relanzan, se genera la confianza y se hacen inclusivos.

El paraguanero tiene mente más moderna. Esta tierra puede ser convertida en un centro internacional, de enormes proporciones de inversión que pueda competir con Panamá, con Ecuador, Costa Rica o Miami. En Paraguaná están dadas esas condiciones.

Mi mensaje, entonces, es: Paraguaneros, paraguaneras, lo que debemos hacer es ponernos de acuerdo, unirnos y tener un proyecto común, que todos estemos de acuerdo en empujar, que esté sobre las bases de la solidaridad, la inclusión, la modernidad, la productividad y la libertad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s